Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /var/www/www.spanishbullfighters.com/htdocs/2008/blog_rr_ene/wp-includes/gettext.php on line 66 Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /var/www/www.spanishbullfighters.com/htdocs/2008/blog_rr_ene/wp-includes/gettext.php on line 69 Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /var/www/www.spanishbullfighters.com/htdocs/2008/blog_rr_ene/wp-includes/gettext.php on line 69 Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /var/www/www.spanishbullfighters.com/htdocs/2008/blog_rr_ene/wp-includes/gettext.php on line 69 Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /var/www/www.spanishbullfighters.com/htdocs/2008/blog_rr_ene/wp-includes/gettext.php on line 69 Rickshaw Run 2008

En nuestro afán de promover el espíritu de aventura y los valores solidarios os proponemos esta ingeniosa y arriesgada idea de pasar unas Navidades alternativas:
Cruzar la India y Nepal en un auto rickshaw con un fin solidario.
Aquí debajo os dejamos nuestro viaje: fotos y bitácora
Ahora te toca a tí. Si te animas no dudes en contactarnos


FOTOS DE NUESTRO VIAJE


VUELTA A CASA

Los tres siguientes dias los pasamos en Katmandu tratando de descansar, haciendo compras, devolviendo el RS, recuperando el pasaporte, visitando Backtapur, los crematorios, el mirador Soyombo y cenando en condiciones. Hasta me compre dos trajes y dos camisas que me tardaron 20 horas en hacer. Tambien nos preocupamos en poner una reclamacion en el hotel por haber actuado de una forma tan incompetente el dia del robo.

Ya estamos de vuelta y con los deberes hechos. Otra muesca en nuestro fusil, Deivit. Solamente nos queda agradecer en este blog a Goofy, Diegui, Kiko y Pelas su divertida compania y por supuesto a todos vosotros la fidelidad de habernos acompanado en nuestras aventuras leyendo estas lineas. Pronto colgaremos algunas fotos del viaje en “Galeria” así que muy atentos.

Y la proxima: no se, Africa?

Nos levantamos una hora antes que el resto de los equipos. Desayunamos, equipamos el Rickshaw y hacemos el check out. Segun estamos saliendo vemos al amigo Pelas mirandonos sorprendido. El mismo quien la noche anterior habia retado a todos los equipos a una carrera sin reglas. Una pequena artimana para sacar ventaja.

Aun en el pueblo nos encontramos a Sam y Roger quienes nos aseguran que hay dos caminos, uno mas largo que el otro pero mas sencillo. Nosotros tomamos el mas dificil. Pronto nos encontramos con unos paisajes de montana incrreibles aunque las pendientes son tan abruptas que muchas veces nos cuesta subir en primera sobre un terreno de piedras.

Vemos a otros equipos y nos picamos con un ingles. Menudo duelo: Hamilton-Alonso. Bonito lance y de repente desaparece. Sera que su novia querria parar a hacerse una foto. Jamones, lo que paso lo descubrimos bien pronto cuando nos ocurrio lo mismo. Reserva y 7 km mas tarde: sin gasolina a 200 m de la cima de la montana mas alta.

despues de la jugada a los pollos nos la van a devolver a huevazos y tirando la gasolina por el suelo delante nuestro. Menos mal que paso antes el equipo Propaganda para dejarnos un par de litros, suficientes para llegar al siguiente pueblo con gasolinera. Gasolinera por decir algo ya que era una tienda de frutos secos regentada por una senora que ademas vendia bidones de 5l sin mezcla con aceite de dos tiempos. Enelnombredelpadreydelhijo…

Esperamos durante un buen rato para ver si llegaban los drivin y los chicken pero nada. Decidimos tirar y encontrarlos por el camino ya que seguiamos parando para tomar algunos planos. Pasamos por muchas aldeas con una retaila de ninos recibiendonos y saludando. En una de estas nos encontramos a un autoestopista. Venga monta. Vale pero voy con mi mujer y mi bebe. Ay madre, parriba.

La baca rota, el marido encima de las mochilas, Deivit al lado con su bebe encima. Delante el Blon con la mujer a su vera. Conduccion extrema haciendo malabarismos para no tocarle el pecho con el codo en el cambio de marchas. Mas peso, mas curvas, carreteras mas empinadas. Varias veces a dos ruedas. Menuda caguitis.

A todo esto nos saltan las dudas sobre el sexo del bebe porque tiene pendientes, coleta y se llama algo parecido a Abraham. Efectivamente, es nino. Un nino meon que se lo hace encima de Deivit, que al menos le da calor con este frio que pela.

Por fin llegamos a Katmandu. Habiamos oido que se montaban unos buenos atascos pero tanto…Gracias a Akinash (el autoestopista) conseguimos salir de al menos tres horas en paredo metiendonos por unos atajos de callejuelas intransitadas y caminos de peatones por donde casi volcamos.

Llegamos a su cas y nos invitan a tomar un te. Vale! nos presenta a su madre, su tia, sus vecinos… Somos la novedad y causamos sensacion pese haberse estropeado la polaroid. Nos lleva hasta Thammel al bar Rum Doodle, meta de nuestro periplo donde nos cuadramos la primera birra/trina bien fria de la noche con nuestro amigo Arkinash.

Tras 16 dias de challenge paralelo sin laverme el pelo me pego la mejor ducha que recuerdo en mucho tiempo. Vamos al fieston que nos tenia preparada la organizacion. festival de comida, entrega de premios, historias de todo tipo. Unos hasta pasaron dos dias encarcelados por atropellar un borracho (afortunadamente se recupero pronto). Firmamos en la lista de llegada. Somos los fortyniners aunque los CR y los DM no estan.

Bastante preocupados pero empieza el baile con una banda de rock. Por fin aparecen los demas equipos espanoles. Menos mal. Al parecer la carrera de vale todo se les fue de las manos y no solamente acabaron a pinturazos, guerra de aceite y demas putaditas sino que ademas se equivocaron de camino terminando en una cantera de marmol.

Siguen fluyendo a mansalva las trinas, birras y gintonics y tras cerrar el primer garito, nos desplazamos al segundo y despues al tercero. Incluso una local bien bonita se nos declara. Resulto que pedia contraprestacion y no hemos venido hasta Nepal para hacer trampas asi que… bacalao.

Hora de retirarse que ha sido un dia duro. El resto de la expedicion espanola se va al casino hasta las 8:00 a dejarse los cuartos. Caminando a casa me paro junto a una gente que charlaba con un policia al calor de una hoguera. Namaste. Invito a un mendigo a tomar un te con bollos en un puesto ambulante y encaro camino de la cama.

Llegada al hotel. Cerrado. 10 minutos gritando y llamando a la puerta. Pues salto la valla que tengo sueno y tengo frio. No se puede bajar la guardia ni un minuto. En ese momento aparecen dos troncos y me tiran del money belt. En mi caida consigo darle con el tripode a uno de ellos quien sale coriendo con el billetero. Con el otro no me la quiero jugar porque lo mismo me hace un roto pero de repente me doy cuenta que llevo media vida en ese pedazo de tela.

No me dejas alternativa, chaval. Pelea! Intercambio de golpes hasta que consigo inmovilizarle. Otros 15 minutos gritando como un poseso pidiendo ayuda hasta quedar sin voz. En ese tiempo aparecen 5 personas las cuales se ponen a hablar con el ladron. Yo no les entiendo pero como se pongan de acuerdo me van a poner de verano. Menudo cuadro: a las cuatro de la manana negociando con el ladron y cinco mirones para que me trajeran mi pasaporte y se quedaran con mi dinero y su libertad.

Por fin abre un guardia de seguridad del hotel con cara sobado y tras una breve expliaccion nos mete a los dos dentro y llama a la policia.Cojeando y esposado se lo llevan a comisaria.

A ver manana si consigo recuperar mi pasaporte y de paso mi voz…

Amanecimos a las siete dispuestos a devorar mas distancia. Teniendo en cuenta que nuestro galgo no pasaba de 55 km/h hacemos muchas horas y cunden poco pero lo que es innegable es que estamos a puntito de conseguir la gesta. Mientras aseguramos el equipaje vemos a un equipo de novios que nos dicen que llevan haciendo todo el viaje conduciendo juntos en el asiento delantero a modo de siameses. Que bonito es el amor pero que incomodo tambien.

En las primeras de cambio encontramos la huella de la kale borroka nocturna con un camion calcinado. Por otra parte descubrimos que uno de los jerry can de gasolina estaba agujereado poniendolo todo perdido. Repostamos y nos deshacemos del bidon de plastico pinchado. Nos detenemos en una colonia hinduista muy hippie. Un monje asceta-empanado nos ofende unas semillas en almíbar. Ya puestos, venga dale!

Seguimos nuestras andanzas en caravana y vemos unos monos subiendose a los arboles y nos hacemos una incursion en la selva que estaba a orillas de la carretera. Mas tarde paramos a comer en un pueblo. Nos dan de zampar sentados en el suelo de un porche de una casa particular. Como si fueramos estrellas de rock en pocos minutos ya eramos la novedad y todos los habitantes del pueblo nos hicieron un corro. Entre el nieto y el abuelo se encargaron de limpiar la zona de moscones con el clasico “Sigan circulando. Aquí no hay nada que ver” o algo asi.

Una alegria: las mujeres son bastante mas guapas que en la India. Ademas hay jovencitas. Hasta ahora nos habiamos encontrado o colegialas o señoras con tres ninos bajo el brazo por lo que habiamos presupuesto que a las del termino medio las tenian escondidas en las montanas pariendo. Mil cien millones de indios, Casi nada. De algun sitio tendran que salir, digo yo.

Un accidente mas en la carretera. No me extrañna, si conducen como dementes. Aparatoso pero afortunadamente no parecia que hubiera heridos. Nos desmarcamos del resto para tomar unos planos y al rato salta la reserva. Incomunicados, sin gasolina y ni una gasolinera. Bueno no, haberlas haylas como las meigas, pero sin gasolina.

Esta empezando a atardecer y llegamos a un pueblo con una de las pocas bifurcaciones. A partir de ahora volvemos a tirar en direccion norte tras haber estado yendo al oeste desde que nos mudamos de pais. Las carreteras vuelven a empeorar. Estan desgastadas, onduladas y con agujeros que parecian provocados por explosiones de minas antipersona. Mmmm, de que me suena? Ah si! Los crateres kazajos.

A plena luz de la noche vamos a cincuenta y de pronto los Driving que encabezaban la expedicion pegan un salto como los de los trampolinistas olimpicos. Pierden de todo incluida una bolsa de ropa sucia y obviamente sin tiempo de reaccion detras vamos nosotros. Nos comemos el mismo bache que mas se parecia a un monte himalayico que a un speed stoper. La madre del cordero! Mira que habia aguantado pero de este envite no salio ilesa. De hecho podemos dar por muerta a la baca del techo, asi que de ahora en adelante las mochilas detrás con el pasajero.

Llegamos a Hetauda y encontramos un hotelin bastante apanado. Cenamos en su restaurante y terminamos con velas debido a las restricciones electricas gubernamentales. Fue en el postre donde se fraguo el desafio. Manana carrera hasta Katmandú. Las reglas: No hay reglas. Vale todo!

Ahí es nada.

Antes de seguir desgastando caucho, desayunamos empacamos y hasta nos da tiempo de comprar unas cuantas cintas de video y jugar una partida de badmington con una jovencita local que le daba de miedo.

Ya en ruta vemos un accidente con varios heridos y nos ofrecemos a ayudar. En un principio ibamos a llevar al hospital a uno de ellos que no dejaba de sangrar aunque al final se fue en una furgoneta.

Paramos en un pueblin para hacernos con dinero local y aprovechamos para retratarnos con un cartel de brandy matador. Continuamos nuestro camino y al rato nos volvemos a detener para hacer unas fotos a una nina que se baniaba en una charca y jugaba a refrescar su vaca sagrada. Entranable.

Al rato vemos a unos ninos jugando al cricket y nos venimos arriba para lanzar y batear la bolita. Hicimos lo que pudimos pero la verdad es que este juego no es nuestro fuerte. Al rato aparecio un balon de futbol e improvisamos un mareo de India-Espana. Probablemente perdimos pero bueno, es que eran unos cincuenta.

Por aqui las carreteras son mejores y el RS se esta portando fenomenal. Aunque estabamos convencidos de terminar esta hazana la verdad es que ninguno hubiera apostado demasiado por llegar hasta donde habiamos llegado.

En un momento dado descubrimos un bonito atardecer y como por arte de magia aparece un tejano a quien pedimos nos haga una foto. Tendria en casa una barbacoa como mi banera pero de lo que es hacer fotos no tiene ni papa. En fin.

Apenas 40 km mas y decidimos parar. Nos ofrecen un hotel con habitaciones con agua caliente y aire acondicionado. Como no hace frio nos ponen AC y nos lo cobran. Al final resulto que el agua caliente era en el mejor de los casos un poco templada y ademas nos enteramos que en todo Nepal hay cortes de electricidad a unas horas determinadas por lo que las baterias de nuestros gadgets se quedaron a medias. Al menos dormimos bien.

Nos vamos los seis en un RS hasta el “city center” para cenar cualquier cosa picante. Menus muy extensos con gran variedad de platos aunque lamentablemente todo esta picante y empiezo aburrirme de tanto curry. Empiezo a echar de menos un buen fileton y un cocido madrileno.

De momento era el unico que habia caido fulminado del estomago pero todos habian tenido al menos avisos. Todos menos uno! El Gran Deivit es un toro que puede con lo que le echen. Incluso le fue confesado mas adelante que los chickens sabotearon su comida en alguna ocasion removiendo varias guindillas para que enfermara y dejara de chulearse ante el resto de blanditos. Ni con esas, aunque tambien nos reconocio que se habia tomando peliculas protectoras para el estomago.Las ventajas de ser farmaceutico.

Al terminar me vuelvo con Pelas andando y nos encontramos con una familia de cuatro generaciones cantando y bailando danzas tribales. Momentazo. Al llegar al hotel cogi la camara y regrese a la casa para tomar unos planos con esta gente encantadora. Una hora me quede con ellos dando palmas, tratando de cantar alguna silaba y disfrutando del momento.

Al volver al hotel me lo encuentro cerrado y tras varios golpes en la puerta al final me abre un senor con el gesto torcido. Era el gerente del “hotel” y solo le falto cogerme de una oreja. Me pego una buena reganina por llegar a esas horas. Por lo visto era especialmente peligroso estar en la calle de noche por las revueltas que hay entre las bandas mahoistas y la policia por el clima enrarecido que hay por la transición a la democracia conviviendo con una monarquia carca y trasnochada.

Menuda faena que no funciona el movil indio aquí. Volvemos a estar incomunicados y ni El Larguero, ni la COPE nos va a poder localizar.

Ayer llegó Moamanen Asung y para ponernos al día después de tanto tiempo se compra media botella de whisky para llevar. -Oye tío, acuerdate que yo no bebo. -Ya, ya. Al calor de la lumbre nos contamos nuestras respectivas vidas por un buen rato hasta que se incorporan otros dos americanos a la conversacion. Nos dan las 00:00 de charletas y a las 4:30 nos tenemos que despertar para ver un amanecer que por lo visto es la repera.

Sin muchas horas de suenio nos levantamos de mala gana. Alquilamos un jeep que tarda 45 minutos hasta la montaña Tiger Hill a 2.700 m de altura. A las 6:08 sale el Sol. Menuda flipada. -Moa tío, que pena que no seas una rubia pechugona porque te pediria matrimonio. En la otra cara del mirador otras vistas alucinantes. A las faldas del Himalaya, la montaña Kanchenchunga, un pico de 8.500 m. AY, ay, ay: apretón, quenollegoquenollego. puf, por un pelo pero bien mirado, menos mal que Moa no era una rubia pechugona porque se hubiera perdido la magia del momento.

Vuelta al hostal a empaquetar y conocemos a unas surcoreanas muy riquinias. Vemos a cuatro Rickshaws de otros equipos que se habían subido por estas pendientes tan pronunciadas. No somos nadie. A nosotros nos lleva un conductor en un todoterreno y esta gente escalando con las motillos y si me apuras piolets. Ultimos recados: desayunar, chequear el correo, recargar el saldo del teléfono, comprar tarjeta de memoria para la camara de fotos, sacar unas cuantas rupees y hacer unas comprinas. Es famoso el te de esta zona asi que palasaca. Nos despedimos de Moa muy agradecidos por la machada de haber venido a vernos desde tan lejos y con la promesa de recibirle con todos los honores cuando venga a España.

Descenso en jeep hasta Siliguri. La carretera está cortada por un accidente y nos desviamos por un camino alternativo todavia mas sinuoso. Con la excusa de una foto muy bonita paramos aunque la realidad es que menos el toro de Deivit todos andamos medio mareados con tanta curva y necesitamos aire en la cara. Llegamos al pueblo pero nadie se acuerda del nombre del hotel donde habíamos dejado los vehiculos y el resto de equipaje. Solo sabemos que era un nombre que se podia pronunciar en castellano y en ingles. Por fin lo encontramos: Central Plaza.

Comemos de picante para variar, comprobamos el aceite del motor y para Nepal. No llevamos recorridos ni 30 km y paradita para “encarar” otro reto. The Moustache Challenge! Aqui todo indio que se precie lleva bigote y para mimetizarnos con el medio convenimos que donde fueres haz lo que vieres. Hasta Pela se intento dejar mostacho con sus cuatropelinis que le salen. Lo mejor fue el banio de multitudes que nos dimos ya que no nos afeitamos en un hotel con maquinilla sino al estilo local en una barberia o bigoteria sucia y polvorienta cuya unica luz provenia del empalme de varios pelos de cobre a modo de cables pelados a medio palmo de nuestras cabezas. Idea brillante de Goofy: muy autentico. Ganesh, el bigotero hizo un magnifico trabajo y pese a algun pequenio corte a los que llamabamos hepatitis uno, hepatitis dos… (mama no te preocupes, nos vacunamos) nos dejo con unas pintas al mas puro estilo actor porno aleman de los 70.

Noche cerrada y llegamos a la frontera. Parece que nos van a volver a dar las uvas pero al final no palmamos tanto en tiempo sino en una pequenia mordida. No es mucho dinero pero no mola que te intenten liar, no?. Llegamos a un pueblo fantasma sin un alma por las calles. Tras dos intentos conseguimos un agujero donde alojarnos esa noche y una vez instalados y cenados tenemos la genial idea de tomar unos cuantos planos imitando la peli de Regreso al Futuro. -Martin, rápido te queda un minuto. El RS a toda pastilla en una calle oscura dejando unas huellas de fuego. Lo segundo mejor, la preparacion prendiendo la gasolina y a puntito de montar un buen incendio. Pero sin lugar a dudas lo mejor fue ver pasar a la policia militar metiendose en el plano de grabacion y mandandoles apartar a toda prisa. No venian a detenernos por alteracion del orden publico sino que querian comprobar los rumores de que habia llegado a la ciudad unos productores europeos para filmar una peli en su territorio donde actuaba Penelope Cruz, y ademas se fueron con una buena reganinia por haberse metido en el plano y tener que repetir la escena, jeje.

A las 8:30 ya estamos en marcha y en el primer pueblo paramos a desayunar. Primer bocado solido en 30 horas. Hoy es el cumple de Goofy y le regalamos el chaleco mas casposo que encontramos. Parece que ya estoy completamente recuperado y puedo conducir a tope. Pudo ser la hamburguesa revenia, el banito de mi brazo en el Ganges o lo mas probable el bocado de arroz con los camioneros.

Durante el camino una pequena guerra de naranjas y huevazos entre los componentes de la caravana espanola. Nos encontramos con el equipo de Mercy Corps. Llegamos a Siliguri, pueblo casi fronterizo con Nepal pero antes de cruzar la frontera no podemos dejar pasar la oporunidad de conocer Darjeeling para hacer unas comprinas y tomarnos unos tes.

Hacemos la mochila y dejamos el resto del equipaje en la habitacion de un hotel. Alquilamos un jeep que nos sube 70 Km hasta los 2.200 metros de altitud. Ya viene el frio y de que manera. Ya sacamos la artilleria pesada.

El hostal donde hoy haremos noche tiene hasta chimenea. Un lujo. En una hora viene Moa, mi amigo indio que se ha metido 17 horas de viaje para venir a vernos. Me hace mucha ilusion verle. Ya os contare. Nos piramos a cenar que Goofy que nos quiere invitar a cenar para celebrar su cumple.

Todo marcha bien. No os preocupeis. Lo estamos pasando genial y disfrutando a tope la experiencia

Esta ha sido una noche dura. Durante el viaje nos hemos metido en autenticos cuchitriles, acampado 6 en una tienda de 3, dormido con vagabundos okupas en un restaurante abandonado… pero esta noche he caido en combate. Fui el rival mas debil y en vez de descansar como toca tras una dura jornada la he pasado en el cuarto de bano de seguidillas con una buena cagalera y de vomitonas. Que ajjjjko!

A las 7:00 diana, por llamarlo de alguna manera y comienza el dia en direccion Darjeeling, visita obligada en este viaje por sus vistas a las montanas, la autenticidad de sus gentes y su famosisimo te. Por lo visto estan sacando una peli ahora que se llama Viaje a Darjeeling del novio de Elsa Pataki. El de El Piano. Eso, Adrian Brodi. No me la pierdo. Por fin nos vamos de esta ciudad infecta al mas puro “eastern bollywoodiense” llenita de indios, vacas y vaqueros.

Todavia enfermo me dedico a tratar de dormir mientras Deivit se pega la paliza de conducir. Kiko y Pelas tambien caen agotados y es el Driving Mocassin quien les hace la cobertura. Son unas carreteras nefastas. Otra vez noche cerrada y en esta ocasion se funden las luces de nuestro RS. Tardamos en encontrar un sitio para comprar bombillas pero tras conseguirlo nos disponemos a cerrar la jornada con los ultimos 45 Km.

Menudo dia, no puedo ni reir ni bostezar. Agujetas de tanto vomitar. Como me ha cuidado Deivit. Le debo una que se ha pegado una paliza de las buenas.

Diana a las 5:30 para hacer la excursion en barco a los ghats que son unas escalinatas a la orilla del Ganges donde los mas fervientes devotos practican sus abluciones e incineran al amanecer a los muertos. Todo una experiencia verlo en vivo y en directo. Luego fuimos a ver unos templos hinduistas con nuestro guia Mr Triparti que nos explico la historia de su religion. Muy interesante.

Vuelta al hotel Surya donde nos cuadramos un gran desayuno occidental. Recogemos la laundry, lavamos el RS y emprendemos el camino. Salir de esta ciudad fue como salir de la jungla. Nos dan las 13:30 hasta que conseguimos orientarnos hacia el nordeste. Los ChR se quedan sin gasolina y me subo a un camion para verlo por dentro. Me invitan a comer y… craso error.

Faltan 170 Km para Patna y ya es noche cerrada. Tras 10 dias descubrimos las largas. Todavia no me explico como pudimos llegar a Mongolia. Los Spanish Bullpackets! Mas perros, baches que nos ponen haciendo caballitos, pero lo peor de todo son los peatrones borrachos que se avalanzan sobre el RS. Mas tarde descubrimos que no son borrachos sino que es una practica habitual de entre los ciudadanos mas miserables que consideran que no tienen nada que perder para ver si consiguen unas cuantas rupias y de paso arruinar la vida al atropellador. Pese a que atropellar una vaca puede significar carcel, bancarrota y que se yo, nos bajamos a un indio y entramos en depresion para toda la vida asi que cien ojos.

Llegamos a Patna: lugubre, sombria y tras varias calabazas en hoteles, hostales, habitaciones… conseguimos alojarnos en un tuburio. Esto es una ciudad sin ley. A partir de aqui nos recomiendan precaucion con los bandidos. Parece que se acaba la hospitalidad india. Ya veremos.

Os recuerdo que podéis leer los mensajes de todos los equipos en la página oficial del RICKSHAW RUN y los de los SPANISH BULLFIGHTERS pinchando AQUI.

Por último os animamos a participar en la “III Cibermaratón de la Fundación Vicente Ferrer” pinchando en la siguiente imagen.



- Posts posteriores »

SPANISH BULLFIGHTERS
RICKSHAW RUN 2008


© RECA2 GLOBAL BUSINESS ESPAÑA, S.L.
Web desarrollado por Grupo RECA2
  Grupo RECA2
porno izle film izle